divendres, 15 de maig de 2009

FIN Y PRINCIPIO SIN FIN



Hoy desapareció un lastre
Rémora sin mácula, sincera
Algo que andaba debajo y encima
Sobretodo encima

Unas palabras y una voz han bastado
Tras cuatro interminables años
Llorando en paños gélidos
Esperando, deseando y soñando
En anhelos intangibles

Vomitando penas y desesperanzas
Golpeando piedras de recuerdos
Masticando pasiones lejanas
Como animal en celo azul

Se rompió esa brida
Palabras que me devuelven
A la tierna lluvia de la vida

Me alejo definitivamente
Queda en mi corazón un destello
Que nunca estará de más

Se cierra una puerta
Y se abre otra puerta
De alegres y dulces luces.